La gingivitis es una enfermedad del periodonto que afecta hasta al 10% de la población mundial en datos de la Organización Mundial de la Salud. Este hecho hace imprescindible que se conozca cuáles son los primeros pasos para evitar esta afección y el tratamiento de las encías inflamadas. Aquí os contamos con más detalle sobre esta enfermedad, sus causas y las vías para evitar su desarrollo.

En primer lugar, ¿qué es la gingivitis? No es más que la enfermedad bucal que afecta a las encías, cuyos síntomas primarios son la inflamación, el enrojecimiento o, puede llegar incluso, al sangrado. La OMS también declara que las principales causas por las que las personas sufrimos gingivitis son una higiene bucodental deficiente y el consumo de tabaco.

Cuando los síntomas se tornan más graves, la enfermedad pasa a ser periodontitis. Esto ocurre cuando la inflamación de las encías no es tratada a tiempo y sus principales consecuencias pueden ser la pérdida del diente o, incluso, el desarrollo de otras enfermedades cardiovasculares.

¿Cuáles son las causas de las inflamaciones en las encías?

La primera causa de la inflamación de las encías es la acumulación de placa bacteriana en los dientes. Una higiene bucodental deficiente aumenta considerablemente las probabilidades de sufrir gingivitis. Otras causas que también influyen en la gingivitis son:

  • Cambios hormonales. Ocurren sobre todo durante el embarazo, ya que los cambios hormonales aumentan la sensibilidad en las encías.
  • Diabetes.
  • Ciertos medicamentos. Como por ejemplo las píldoras anticonceptivas.
  • Tabaquismo.
  • Dientes mal alineados. Esto dificulta la correcta higiene bucodental. Visita este post para conocer las claves para mantener una buena higiene y evitar el desarrollo de enfermedades.
  • Deficiencia de vitamina C.

¿Cómo curar la gingivitis?

El tratamiento para la inflamación de las encías radica en el mantenimiento de la higiene bucodental. Simplemente el hecho de llevar a cabo una limpieza exhaustiva puede revertir los efectos de la gingivitis. Si esto no ocurre, podrá derivar en la ya mencionada periodontitis.

Entonces, ¿cuál es la guía de actuación si sufro de inflamación, enrojecimiento o sangrado de encías?

  1. Intensificar la limpieza bucodental: llevar a cabo más cepillados a lo largo del día. También se debe combinar con el hilo dental, arcos dentales y cepillos interdentales.
  2. Detectar las partes afectadas. A la hora de realizar los cepillados es importante detectar en qué parte de la boca se sufre más. En dichas zonas debes insistir más para que la placa bacteriana no se convierta en sarro mucho más difícil de eliminar.
  3. Concertar una cita con tu dentista de confianza. Tan solo un especialista será capaz de eliminar el sarro que se haya formado en las líneas de las encías. Una revisión y una limpieza en profundidad mejorará la gingivitis hasta eliminarla.

La prevención como mejor solución a la gingivitis

Como vemos la gingivitis o inflamación de las encías no es un problema excesivamente grave (aunque su tratamiento temprano será clave para no sufrir otras afecciones más graves). Además, su solución principal es que cada persona sepa mantener una correcta higiene bucodental diariamente.

  • Correcta higiene bucodental.
  • Consultas periódicas al dentista (mínimo 1 o 2 veces al año).
  • Buenas prácticas de salud. Evitar el tabaco, tratar la diabetes, etc.

No dejes que la gingivitis derive en un problema mayor para tus dientes. En Grupo Dental Prime nos tomamos muy en serio la prevención y contamos con un grupo que se encarga específicamente de la conservación de la salud dental.