El blanqueamiento dental es uno de los tratamientos estéticos más realizados a día de hoy. Solucionan problemas como las manchas en los dientes y el tono amarillento que van adquiriendo a lo largo de los años. Si estás pensando realizarte un tratamiento de este tipo, debes conocer previamente las ventajas e inconvenientes del blanqueamiento dental.

En Grupo Dental Prime te enseñamos cuáles son estos puntos principales y las características a la hora de someterse a un tratamiento de blanqueamiento.

¿Cómo es el tratamiento de blanqueamiento dental?

En primer lugar, se debe comprender que este tratamiento se encuadra dentro de la estética dental, y que no soluciona ningún tipo de patología previa como puede ocurrir con la ortodoncia. Otros tratamientos de este tipo serían la colocación de carillas dentales.

El blanqueamiento dental ayuda a mejorar la estética de los dientes, los blanquea y les hace recuperar su brillo y luminosidad. Su aplicación radica en una sustancia que es denominada agente blanqueador y que se activa a través de una lámpara especial para ello.

Es habitual que en el tratamiento blanqueante se combinen las sesiones en la clínica con un seguimiento por parte del paciente desde su hogar. De esta forma, se consigue que el blanco de los dientes que queremos recuperar sea más duradero y bonito.

Sus inconvenientes principales 

Comenzaremos explicando los posibles riesgos e inconvenientes que pueden aparecer con el blanqueamiento dental. En este caso, se debe destacar que se tratan de riesgos asociados y que no tienen por qué ocurrir si el tratamiento es aplicado correctamente.

Además, existen una serie de recomendaciones que el paciente puede seguir con el fin de evitar estos posibles efectos secundarios.

Aumenta la posibilidad de padecer sensibilidad dental

Este primer efecto secundario es muy habitual los primeros días tras la sesión de blanqueamiento. No debes preocuparte si sientes un poco más de sensibilidad en tus dientes, puesto que este efecto tiene un carácter temporal y no tiene por qué aparecer en todos los casos.

Esto es debido a que el agente blanqueador está penetrando a través de nuestro esmalte y nuestros dientes pueden notar esa “sustancia externa” al principio de ser aplicada. Utilizar pasta dentífrica adecuada para la sensibilidad puede minimizar este problema.

Su duración es limitada

Es un tratamiento que requiere de aplicaciones periódicas con el paso del tiempo. Si bien es cierto que evitar ciertos hábitos pueden alargar la vida de este tratamiento. A modo de ejemplo, evitar el consumo de tabaco, té o café, hará que nuestros dientes luzcan más blancos y sin manchas.

Por esto es clave que el paciente comprenda que el tratamiento no será “milagroso” y que este debe tomar parte en el asunto adquiriendo buenos hábitos de salud bucodental.

Reacciones alérgicas

Es posible que el paciente presente problemas alérgicos ante la sustancia blanqueante. Por ello, es importante que el especialista realice un rápido diagnóstico previo que pueda descartar esta posibilidad. Este riesgo está muy asociado a los tratamientos dentales que se adquieren en las tiendas y es auto administrado por el individuo.

Ventajas del blanqueamiento para la estética de nuestra sonrisa

Si el tratamiento es administrado correctamente y en manos de un especialista, no tienen por qué ocurrir inconvenientes en el proceso blanqueante.

De hecho, es uno de los tratamientos estéticos que más han crecido: ¿quién no ha soñado alguna vez con unos dientes blancos y una sonrisa perfecta?

Mejora la autoestima

Hay personas que por razones genéticas o inevitables presenta unos dientes más amarillentos o manchados. Además, perder la tonalidad del diente natural ocurre a lo largo de los años, por el mismo envejecimiento del cuerpo humano.

El blanqueamiento permitirá que la persona se vea más segura con su físico y aumente su autoestima.

No duele y es rápido

Es un tratamiento totalmente indoloro, además de que la duración media de la sesión es de unos 30 minutos. Es para cualquier persona ya que su coste es accesible, debido en parte, al gran aumento de demanda de este tipo de técnicas.

Mejora nuestra imagen y rejuvenece el rostro

Como ya se ha mencionado, los dientes pierden su color con el paso de los años. Blanquearlos y darles un aspecto más brillante conseguirá rejuvenecer nuestro rostro. Cabe destacar que esta es una de las razones por las que los pacientes acuden al blanqueamiento dental. Mejorar la estética dental influirá en toda nuestra imagen personal y está asociada a un aspecto más sano, higiénico y agradable.

Blanqueamiento dental: ¿en casa o en una clínica especializada?

El gran aumento de demanda que están experimentando los tratamientos de blanqueamiento dental han provocado la creación de numerosas marcas que venden kits y productos especializados para llevar a casa.

Sin embargo, un dentista especialista en estética (Grupo Dental Prime cuenta con un grupo especializado en Estética Dental en Málaga), será el único capaz de aplicar de forma óptima el agente blanqueador y evitar los posibles inconvenientes ya mencionados.

Infórmate conscientemente antes de realizarte cualquier tratamiento de blanqueamiento y elimina los riesgos asociados que te permitan disfrutar de una dentadura perfectamente blanca.